A pesar de la escasísima difusión de su obra, Marimón ha devenido poeta de culto para casi todo el que se acerca a su obra. Sus cuadernos inéditos han sido copiados, reproducidos, recomendados, atesorados, robados… Las nuevas promociones de poetas de Matanzas –quizás los únicos que han tenido acceso a su obra–, reconocen su marcada influencia. Como todo poeta maldito, hacía mucho tiempo que frecuentaba bares y tugurios con Li Po, Villón, Baudelaire, Kavafis o Bukowski, cuando decidió montarse en el barco ebrio con Rimbaud y hacerse a la mar. Algún amigo recuerda que confesó: "Si me voy de Cuba, me muero". Solo un año después murió ebrio, anónimo, en ese barco que se llama Las Vegas, entre extraños, en circunstancias poco conocidas. Dicen que sanitarios públicos lo incineraron. Nadie conoce dónde descansan sus restos. Algunos aseveran que esta es otra de sus tantas bromas, que algún día lo veremos regresar del Valle, o atravesar el Parque de la Libertad de su amada ciudad de Matanzas, o remar por su río Yumurí, contra la corriente.

Antología Poética Luis Marimón

$14.00Price

    ©2018

    La Pereza Ediciones