top of page

«¡Quién supiera reír como llora Chavela!»

“Desde la primera página, se antoja acompañar este libro con un tequila, como lo haría Chavela; y al terminar de leerlo, será casi inevitable escuchar las canciones de la mujer que vivió con la sabiduría en los labios”

—Publishers Weekly



bottom of page