Archive

Tags

No tags yet.

Estamos ante un Quijote

Fragmento del primer capítulo de una novela magistral, la más reciente de Luis Felipe Lomelí: "Okigbo vs las transnacinales y otras historias de protesta" Disponible a través del siguiente enlace: http://www.amazon.com/Okigbo-transnacionales-historias-protesta-Spanish/dp/0692414762/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1449243523&sr=8-1&keywords=Okigbo+vs+las+transnacionales OKIGBO Y EL CLAN DE CADAQUÉS Estaba un día Okigbo haciendo monitos de plastilina en su cubículo, cuando recibió una llamada con marcado y balbuceante acento ibérico. –¿Míchter Chícharchon Chendache? –preguntó la voz y, luego de las necesarias identificaciones, instó al Dr. Richardson ‘Ndajeé a atender una importantísima reunión que te

Generación del Crack en Gainesville.

Tres de los fundadores del movimiento literario mexicano del Crack se reúnen en Gainesville "¿Daring or collusion? The Responsibilities of Literature in the Late Anthropocene" es el nombre de la charla magistral que sostuvieron con estudiantes y profesores de la Universidad de la Florida, en un fluido y provechoso intercambio, los escritores Jorge Volpi, Pedro Ángel Palou y Eloy Urroz. La Pereza Ediciones quiere agradecer a UF y a los departamentos pertinentes que apoyaron este evento, como el Department of Spanish&Portuguese Studies. No queremos tampoco dejar de mencionar nuestro agradecimiento especial a la Dra Emily Hind,quien manifestó gran interés desde el inicio. A continuación colocam

Okigbo, según Jorge volpi

"Okigbo," según Jorge Volpi OKIGBO Jorge Volpi Estaba un día Okigbo dando un paseo por la Ciudad Vieja, temeroso de que alguien fuese a reconocerlo —se había dejado la barba y venía ataviado con un gorro tejido de tres colores—, cuando vio a la distancia una puerta entreabierta. Okigbo sintió que se le saltaba el corazón: había perdido la cuenta de la última vez que había estado rodeado por libros desde lo que los medios occidentales llamaban su “desaparición”. El Dr. Richardson ‘Ndajeé —no echaba de menos que ya nadie lo llamase así— suspiró para sus adentros y, avanzando en zigzag, se introdujo a través de la puertecilla de madera. En el interior, más un cuchitril que uno de esos espacios

©2018

La Pereza Ediciones